El poder de mentir.

En el esquema político actual que cruza el país, muchas ovejas (negras) han salido del rebaño del partido de las cuatro siglas malditas bien porque el partido ya no les da de comer o bien porque se han quitado el lazo de los ojos. Esto no significa que se hayan convertido en lobos. Siguen siendo ovejas dispuestas a seguir al siguiente que prometa la pepita de oro.

¿Qué es lo que queremos?

Fue la naturaleza la que forjo al hombre fuerte, conquistador de continentes y domesticador de bestias con sus golpes diarios y la lucha constante por la supervivencia. Suplantar la enseñanza de la naturaleza por una estado-niñera no hace más que corromper las ideas innatas del hombre y su constitución en nombre de un castillo volador, una imposibilidad, un sueño de universitarios drogadictos y la cháchara de oportunistas.